Saltar al contenido
La Cocina de Carbón

Marañuelas de Avilés

marañuelas de candas

¿Te apetece un pan tipo brioche pero elevado al nivel Dios?

Pues para eso no tienes más que coger rumbo a Avilés y dejarte seducir por una ciudad que como si de fábula o cuento se tratase, cada piedra te habla y te cuenta historias de nobles y caballeros, de navegantes y pescadores que vivieron en plena edad media.

Los herederos de estas historias cuidamos con mimo las tradiciones y parte de estas son las recetas de cocina tradicional.

En Avilés somos muy golosos y hay una gran tradición pastelera pero dos de los dulces más típicos, lo son de Pascua.

El primero de estos dulces ya te he hablado de él hace tiempo y es el espectacular Bollo de Avilés que te recomiendo probar porque caerás rendido a este delicioso bizcocho mantecado.

Y el otro es el que hoy vas a elaborar conmigo “Las Marañuelas de Avilés”.

En Asturias hay dos tipos de marañuelas, las de Candás y Luanco, que son muy diferentes en textura y consistencia, se asemejan más a una galleta mantecada, y las de Avilés.

Las Marañuelas de Avilés  como ya os he dicho antes son parecidas a un pan dulce tierno y esponjoso con un maravilloso aroma a limón, mantequilla y anís.

La única pega por ponerles algo, es que son un poco laboriosas, pero cuando veas la pinta tan estupenda que tienen  no me cabe duda que te vas a animar a hacerlas, porque es una de esas recetas con sabor clásico, de esas que te transportan al hogar.

¿Quieres ver la vídeo receta?

Esta vídeo receta, la podéis ver en mi canal de youtube, donde además podréis comentarla, darle al like y suscribirte gratuitamente para no perderte ninguna de mis recetas.

Ingredientes para 14 Marañuelas

500 gr de harina de fuerza

130 gr de leche entera

130 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

2 huevos  de un buen tamaño a ser posible L

155 gr de azúcar

Un chorrito abundante de anís

La ralladura de un limón

15 gr de levadura fresca de panadería

Un pellizco de sal

Elaboración de las Marañuelas

Primer día

preparamos la masa

En un bol pequeño mezcla el azúcar con la ralladura de limón y déjala reposar 30 minutos para aromatizar.

Reserva dos cucharadas de leche.

En una fuente honda de cristal añade la harina junto con los huevos, la leche, la sal, y la mitad del azúcar que tienes aromatizado con limón.

Mezcla con ayuda de una espátula de madera hasta casi integrar los ingredientes.

Empieza a incorporar la mantequilla poco a poco y trabaja hasta que comience a integrarse.

Cuando ya hayas echado toda la mantequilla añade el resto del azúcar.

Disuelve la levadura en las dos cucharadas de leche que habías reservado, la añadimos a la masa e integra.

Añade por último el anís y una vez que lo tengas bastante integrado, vuelca la masa sobre una superficie ligeramente enharinada  y ahora llega el momento de ahorrarte el gimnasio porque tienes que amasar a mano hasta que el gluten este bien desarrollado y tengas una masa elástica, suave y que no se quiebre.

Hacemos la primera fermentación

Una vez que tengas tu masa perfectamente amasada y desarrollada haz una bola con ella.

Engrasa una fuente de cristal con aceite y vamos a poner la bola de masa dentro. la fuente ha de ser grande  porque vas a dejar fermentar ahí la masa tapada con un paño, debe aumentar en tres su volumen.

Yo te recomiendo que la dejes de un día para el otro.

Segundo día

Formamos las marañuelas

Vuelca la masa en un superficie limpia y sin harina y amasa ligeramente para quitarle el gas.

Divide la masa en 14 partes iguales, de unos 70 gramos de peso.

Ahora divide cada parte en dos una más pequeña que otra y haz bolas con cada una.

Vete colocando sobre una bandeja de horno dejando espacio entre ellas  la bola más pequeña sobre la grande (crecerán al levar y hornear) , presiona ligeramente para que se quede pegada.

Corta la bola superior en forma de cruz con unas tijeras.

Deja reposar hasta que doblen su volumen.

Horneamos

Precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.

Pincela con huevo batido, mete la bandeja en el horno a media altura y hornea  durante 16 minutos hasta que tome un precioso color dorado.

Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Notas

¿Tengo que usar obligatoriamente levadura fresca?

Pues si no tienes levadura fresca puedes usar un sobre de levadura seca de 7 gr.

¿ Qué pasa si no le pongo anís?

No pasa nada, el anís le da aroma y un poco de jugosidad extra pero es opcional y si que le quieres echar otro licor que te guste pues también te quedará genial.

Y si tenéis más preguntas dejármelas en los comentarios y añadiré la respuesta a vuestras preguntas en esta entrada.

Recetas relacionadas

El Bollo de Avilés

Las Casadiellas

Por favor ayúdanos a que esta receta llegue a la mayor cantidad posible de personas. Solo tienes que hacer click en los botones de aquí abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. Muchísimas gracias por tu apoyo.

Marañuelas de Avilés
3.6 (71.43%) 14 votes

error: Content is protected !!