Saltar al contenido
La Cocina de Carbón

Tarta Tatin de manzana

tarta tatin

Hoy una tarta representativa de la gastronomía francesa, la tarta Tatin de manzana. Su historia es  muy curiosa, todo empezó en el hotel Tatin, regentado por dos hermanas que se apellidaban así, en la población de Lamotte-Beuvron, al sur de Orleáns. Bien comunicada con París por ferrocarril y en plena Belle Époque, la localidad se convirtío en la capital de la caza, atrayendo a políticos y ricos hombres de negocios, por lo que el hotel y su restaurante era frecuentado por personas influyentes en la ciudad. Todo esto tiene un significado, pues es muy probable que la receta se hiciese tan famosa por la difusión de los ricos y reputados visitantes.

Hay dos versiones del origen, una de ellas, es que una de las hermanas, Stephanie, tuvo un desliz al preparar una tarta de manzana y caramelizó las manzanas, por lo que decidió taparlas con una poco de masa para que no se vieran. También hay quien dice que estaba pensando en las musarañas y puso las manzanas en el molde sin haber puesto antes la masa, y la añadió encima.

Y la segunda versión es que probablemente  no les funcionara el horno y optaran por invertir la tarta para poder prepararla en un recipiente sobre el fuego.

Sea como fuere, esta trata es muy sencilla de elaborar y además está deliciosa, así que no me enrollo más y vamos con la receta.

Ingredientes para la Tarta Tatin de manzana

(8 raciones)

6 manzanas

100 gr de mantequilla sin sal

90 gr de azúcar moreno

1 lámina de masa quebrada precocinada

¿Cómo elaborar la Tarta Tatin de manzana?

Lo primero que vamos a hacer es descorazonar y pelar 6 manzanas. Una vez que las tengamos peladas, las cortaremos bien en medios o en cuartos y reservamos.

Escogemos una sartén totalmente de metal, ya que esta tarta va al horno y todas sus partes deben ser aptas para el calor. Echamos en ella 100 gramos de mantequilla sin sal y removemos hasta que se derrita completamente. Cuando esto ocurra añadimos 90 gramos de azúcar moreno y volvemos a remover hasta que se integre completamente en la mantequilla.

Añadimos los trozos de manzana que teníamos reservados, acomodamos a la sartén y metemos en el horno a 180ºC durante 30 minutos. Pasado este tiempo sacamos del horno y cubrimos las manzanas ya asadas con una lámina de masa quebrada, hacemos un pequeño repulgue alrededor y presionamos para que la masa se pegue a las manzanas. Volvemos a llevar al horno a 180ºC durante 30 minutos.

Sacamos del horno, Colocamos un plato sobre la sartén y le damos la vuelta para emplatar. Cortamos y ya estamos listos para degustar esta deliciosa tarta.

Pulsa sobre la imagen si quieres ver el vídeo

tarta tatin