Saltar al contenido
La Cocina de Carbón

Tarta de piña y mango sin horno | Refrescante, deliciosa y facilísima

tarta de piña

Tarta de piña y mango, refrescante, deliciosa, facilísima y además es ideal para el verano, ya que no tenemos que usar el horno.

El lunes pasado fue mi cumpleaños, pensé en esta tarta porque su sabor me recuerda a estar en la playa tomando una piña colada y yo tenía que quedarme en Madrid con los calores del verano y por supuesto sin playa;)

Así que hoy quiero teletransportaros a todos a una playa paradisiaca para celebrar juntos mi cumpleaños ¡Vamos allá!

Ingredientes para la tarta de piña y mango

Para la base

Un paquete de sobaos

Jugo de piña

Ron (opcional)

Para la mousse de piña

350 gr de piña en su jugo

200 ml de leche de coco

120 gr de azúcar

400 ml de nata para montar

120 ml de jugo de piña

15 gr de gelatina en polvo sabor piña

Para la cobertura de mango

Un mango pelado en trozos

200 gr de azúcar

Un sobre de gelatina en polvo sabor piña

120 ml de agua caliente

Elaboración de la tarta de piña y mango

Elaboración de la base

Cubrimos un molde redondo de 22 cm de diámetro con sobaos, teniendo cuidado de no dejar ningún hueco sin cubrir.

Remojamos la base con jugo de piña y ron o cualquier almíbar que nos guste.

Elaboración de la mousse de piña

Vamos a poner al fuego medio 120 ml de jugo de piña y lo vamos a dejar cocinar durante 2 minutos, este paso es muy importante porque la piña tiene una enzima llamada bromelina que no permite que la gelatina solidifique. Calentando el jugo de piña hacemos que esta encima desaparezca.

vertemos el jugo caliente sobre los 15 gr de la gelatina en polvo y reservamos.

Batimos 400 ml de nata en un bowl bien frío durante 2 minutos, añadimos los 120 gr de azúcar y seguimos batiendo hasta que esté completamente montada.

En una batidora de vaso americano o un robot de cocina, echamos 350 gr de piña en su jugo bien escurrida y 200 ml de leche de coco y lo batiremos a máxima potencia hasta que estén bien licuados.

Pasamos la mezcla anterior a un bowl junto con la gelatina que teníamos reservada y vamos a ir integrando poco a poco y con movimientos envolventes la nata montada hasta que esté completamente integrada.

Vertemos sobre la base de sobaos y dejamos reposar en la nevera 8 horas o mejor de un día para otro.

Elaboración de la cobertura de mango

Hidratamos el sobre de gelatina en polvo sabor piña con 120 ml de agua caliente.

Ponemos al fuego medio un mango pelado y cortado en trozos junto con 200 gr de azúcar y lo vamos a cocer hasta que esté bien blando.

Una vez que esté blando lo trituramos bien y le añadimos la gelatina que tenemos reservada. Removemos hasta integrar y vertemos sobre la mousse de piña fría.

Dejamos reposar en la nevera unas dos tres horas hasta que veamos que la cobertura esté cuajada.

Despegamos de las paredes del molde con ayuda de un cuchillo húmedo y desmoldamos. Decoramos con nata montada o simplemente la servimos al natural y ¡A disfrutar!

Pulsa sobre la imagen si quieres ver el vídeo

tarta de piña