Saltar al contenido
La Cocina de Carbón

Tarta de manzana fácil | Recetas de la abuela

He salido de trabajar de noche, me he acostado, y oye, no me vais a creer pero cuando me levanto allá por las cuatro de la tarde, mi cuerpo me pide a gritos algo dulce y como yo ya esto me lo temía, ayer me hice una tarta de manzana. Como ya sabéis que me encanta compartir con vosotros estos pequeños antojos pues aquí os voy a dejar la receta.
De esta receta, decir que es fácil es decir poco, porque en realidad es lo que yo llamo “nivel 0 principiante” así que no hay excusa para no ponernos manos a la obra y darnos un homenaje esta tarde. Otra gran ventaja de esta tarta es ese increíble olor a manzana que deja por toda la casa.
¿os apuntáis?

Ingredientes

4 manzanas
100 gramos de azúcar moreno
180 gramos de harina de repostería
1 sobre de levadura química
2 huevos
175 ml de leche
Mermelada de albaricoque

Elaboración

Pelamos y descorazonamos las 4 manzanas. Dos de las manzanas las picamos en dados y las otras dos las cortamos en láminas muy finas.
En una jarra lo más alta que tengamos ponemos el azúcar moreno, la harina de repostería, el sobre de levadura química, los huevos, la leche y las dos manzanas cortadas en dados. Batimos a máxima potencia hasta que todos los ingredientes queden integrados.
Vamos a engrasar y enharinar un molde circular de unos 23 centímetros de diámetro y que sea desmoldable. También os recomiendo que si podéis forréis la base del molde con papel de horno.
Vertemos en el molde la mezcla batida y ahora vamos a decorar con las laminas de dos manzanas restantes en forma de caracol teniendo cuidado de colocar las laminas más anchas en los extremos y a medida que nos acerquemos al centro usaremos las más estrechas.
Horneamos a 180ºC durante 45 minutos.
pasados los 45 minutos, sacamos la trata del horno y la vamos a dejar templar antes de desmoldarla. Mientras esperamos a que temple, barnizamos la manzana con mermelada de albaricoque para darle un poco de brillo ya que se queda muy mate al hornearla.
Desmoldamos y lista para servir.
Podéis tomarla templada con una bola de helado de vainilla o fría sin adornos, de cualquier manera es deliciosa.

Pulsa sobre la imagen si quieres ver el vídeo

Share this...
Print this pagePin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter