Saltar al contenido
La Cocina de Carbón

“Restaurante 80 grados” Las Tablas

experiencias gastronómicas

Nuestras gastroexperiencias comienzan en Madrid, en un restaurante con alma joven, y cocina moderna.

Cena de domingo, en Madrid y sin ser puente, hay que reservar, tienen dos turnos, eso siempre parece una buena señal. Lo mejor pedir el segundo turno, hay menos prisas.

Cuando llegas hay muchos camareros jóvenes, no sabes a quien dirigirte para decirle que tienes reserva, es todo un poco caótico, enseguida nos asignan mesa, están muy juntas y no son muy grandes así que al pedir la comida, los platos se acumulan en la mesa y molesta un poco, hay demasiado lio y tardan en retirar los platos.

La carta es variada, imaginativa, mini raciones frías y calientes, vas un poco perdido y tampoco te aconsejan en cuanto a cantidades, pero bueno es parte de la aventura y del encanto, hay que lanzarse.

Pedimos cinco raciones que ya avisan que llegan sin orden ni concierto, tampoco es problema ya que en realidad es una carta sin platos principales muy contundentes.

Huevo trufado con patatas y jamón

experiencias gastronómicas
Huevo trufado con patatas y jamón

se presenta en una cascara de huevo que parece el sombrero del personaje de calimero pero al revés, es clara de huevo liquida con patatas pajas crujientes, que al hundirlo en el huevo con la cuchara reblandecen pero no pierden su crujiente, el jamón pulverizado apenas se aprecia. Una versión moderna de los huevos rotos, difícil de comer

Salmorejo con helado de parmesano y jamón ibérico

experiencias gastronómicas
Salmorejo con helado de parmesano y jamón ibérico

se presenta en plato llano, un plato muy refrescante. El parmesano y el helado combinan muy bien pero el salado del jamón para mi gusto infravalora el plato, yo le añadiría salmón.

Ensaladilla de gambas y crema de aguacate

Ensaladilla de gambas y crema de aguacate

 

Fue el plato menos sorprendente, la textura correcta de sabor bien, aunque debería llamarse Aguacate y Gambas ya que el sabor dominante es el primero. Fue el primero que sirvieron y es el que pasa mas desapercibido.

Croquetas de txipirones en su tinta con alioli suaaaave suaaaave

Fue la ración que mas me gusto, sorprendente, lo vi en muchas mesas mientras nos acomodaban, así que pensé que teníamos que probarlas, y no me defraudaron, el aspecto es el de un postre de trufas, la salsa perfecta en cantidad y calidad no le quitan un ápice de sabor, la textura muy buena, crujientes por fuera tiernas por dentro. Recomiendo quitar el sabor de los otros platos y degustarlas poco a poco, se disfrutan mas.

experiencias gastronómicas
Croquetas de txipirones en su tinta con alioli suaaaave suaaaave

FingerChips de pollo con salsa de miel y mostaza

experiencias gastronómicas
FingerChips de pollo con salsa de miel y mostaza

El único plato para compartir, los chips muy ricos, el rebozado muy fino, pero la salsa no me gusto tiene cierto olor como a naftalina, lo malo es que si es un plato que se queda a medias se podría mejorar con una salsa tradicional, o bien arriesgarse y añadirle una salsa de yogur.

Tarta de queso con sorbete de frutos rojos

experiencias gastronómicas
Tarta de queso con sorbete de frutos rojos

Se presenta con textura cremosa y muy suave, eso si alguien te tiene que decir que es porque parece un yogur natural con frutos rojos.

Tarta de chocolate con crujiente de paelleté

experiencias gastronómicas
Tarta de chocolate con crujiente de paelleté

Mousse de chocolate con leche muy suave al paladar con un corazón de chocolate puro delicioso y el crujiente estaba muy bueno. Un buen final.

 

Cena típica para dos, la cuenta 36 euros, el precio bien. El servicio correcto, y el trato muy amable. Si quieres sorprender sin muchas pretensiones es un buen sitio.

Le damos 3*** sobre 5

By Guiajesusin